Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación y de terceros derivadas de su uso en nuestra web, de medios sociales, así como para mejorar la usabilidad y temática de la misma con Google Analytics. Los datos personales no son consultados. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui. Ver política

Prueba

La Audiencia Provincial de Burgos establece en una resolución que los jueces analizarán las cláusulas de la hipoteca antes de un desahucio

Contacta:

Teléfono: 916856840

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales:

FacebookTwitter


Si eres afectado por Cortix / Parfip podemos ayudarte, contáctanos.

Si eres uno de los afectados por Cortix o Parfip podemos ayudarte

Despacho colaborador de LEGALITAS

legalitas

La Audiencia Provincial de Burgos establece en una resolución que los jueces analizarán las cláusulas de la hipoteca antes de un desahucio Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)
La Audiencia Provincial de Burgos establece en una resolución que los jueces analizarán las cláusulas de la hipoteca antes de un desahucio - 5.0 out of 5 based on 1 vote
AddThis Social Bookmark Button

La Audiencia Provincial de Burgos ha establecido en una resolución, por primera vez en España, que nadie podrá ser obligado a abandonar su vivienda por un desahucio sin que un juez haya podido analizar previamente las cláusulas de la escritura de hipoteca ejecutada para comprobar si son abusivas.

Se trata de la primera resolución en España, contra la que no cabe recurso alguno, en la que se aplica la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Según se establece en el auto, no podrá señalarse ninguna subasta ni celebrarse ningún lanzamiento hipotecario sin que previamente se haya analizado y valorado por el juez la posibilidad de que en la escritura de hipoteca existan cláusulas nulas, ilícitas o abusivas.

Acordado por unanimidad

Este auto, ante el que no cabe recurso alguno, ha sido acordado por unanimidad de los magistrados que componen la Sala.

El presidente de la Audiencia, Juan Miguel Carreras Maraña, ha explicado que en la práctica este auto supone posibilitar un mecanismo jurídico-procesal para paralizar los desalojos hipotecarios. Se trata de un auto con una "sólida fundamentación jurídica" que ha adoptado también por "sensibilidad humana".

El magistrado ha explicado que no se trata de "deslegitimar" los procedimientos de ejecución hipotecaria sino de corregir un defecto que provocaba la indefensión de los hipotecados, porque se podían ver "en la calle" sin posibilidad de defensa. Incluso ha apuntado que se podían dar casos en los que finalmente se diera la razón a la persona desahuciada cuando ya no tenía remedio, porque la vivienda era ya propiedad de un tercero.

Carreras ha insistido en que no se trata de una paralización definitiva de los desahucios ni de que se dejen de practicar, sino de una suspensión cautelar para que el juez pueda estudiar los documentos y oír a las partes, aunque si decide que todo es correcto se terminará ejecutando la hipoteca.

"La solución que establece esta sentencia armoniza el sistema hipotecario español vigente, sin perjuicio de futuras reformas legislativas, con la normativa comunitaria sobre cláusulas contractuales incluidas en las escrituras de préstamo hipotecario que pudieran ser contrarias a los derechos de los consumidores", señala la Audiencia Provincial de Burgos.

Es decir, según la Audiencia de Burgos, "lo procedente es garantizar el principio de eficacia del Derecho Comunitario, pero en ningún caso el decaimiento del sistema hipotecario español".

El proceso hipotecario español no es contrario a derecho

El auto, no obstante, recuerda y deja claro que lo establecido por la doctrina comunitaria "es la posibilidad de arbitrar mecanismos de paralización del proceso ya iniciado, pero no de inadmitir los procesos hipotecarios regulados en el derecho interno, si se reúnen los requisitos formales de admisibilidad y despacho de ejecución".

Es decir, que la justicia europea "no tacha de contrario a la normativa comunitaria el proceso hipotecario español en su integridad, ni en su concepción, ni considera que los requisitos de admisión a trámite establecidos en el derecho interno serán contarios a las directivas comunitarias".

Y subraya que lo que pretende la sentencia es que "ningún proceso hipotecario continúe sin que se haya valorado, al menos cautelarmente, la licitud de alguna de las cláusulas del contrato de hipoteca y propicia que haya un cauce procesal para tal análisis (...) lo que no debe de ser incompatible con la admisión de proceso hipotecario".

Así, "si se considera adecuada y ajustada al Derecho interno y al Derecho Comunitario en materia de consumidores la cláusula 3-3 de la hipoteca ejecutada, se continuaría el procedimiento iniciado y si se considera contraria a esos derechos y en perjuicio del consumidor, se determinará la suspensión cautelar y provisional del proceso hipotecario; y ello siempre al margen del derecho de las partes de acudir al proceso declarativo que a su derecho pudiera convenir", dice el auto.

Visto 1437 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación y de terceros derivadas de su uso en nuestra web, de medios sociales, así como para mejorar la usabilidad y temática de la misma con Google Analytics. Los datos personales no son consultados. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui. Ver política