Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Ver política

Prueba

Los afectados por las hipotecas multidivisa podrán pedir la nulidad del contrato de préstamo hipotecario

Contacta:

Teléfono: 916856840

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Redes sociales:

Facebook


Si eres afectado por Cortix / Parfip podemos ayudarte, contáctanos.

Si eres uno de los afectados por Cortix o Parfip podemos ayudarte

Despacho colaborador de LEGALITAS

legalitas

Los afectados por las hipotecas multidivisa podrán pedir la nulidad del contrato de préstamo hipotecario Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)
Los afectados por las hipotecas multidivisa podrán pedir la nulidad del contrato de préstamo hipotecario - 5.0 out of 5 based on 1 vote
AddThis Social Bookmark Button

Los afectados por las hipotecas multidivisa podrán pedir la nulidad del contrato de préstamo hipotecario. Esto es debido a que los juzgados están acogiendo las pretensiones de nulidad con arreglo a la deficiente información previa del producto suministrada por las entidades financieras al consumidor.

La hipoteca multidivisa es un complejo producto que ha permitido en el pasado la obtención de crédito hipotecario para la adquisición de un inmueble o para refinanciar deudas anteriores, con la particularidad de someter su evolución al devenir de los tipos de cambio de las divisas con las que permite operar.

Podemos hablar de varios grupos de afectados, por una parte consumidores no informados por escrito con carácter previo a la firma del préstamo hipotecario, que podrán solicitar su nulidad con arreglo a dicha falta de información. Y por otra, consumidores informados por escrito previamente a la firma del préstamo hipotecario, que deberán someter el documento a la consideración de un perito financiero.

En la práctica está sucediendo que los documentos previos a la firma carecen de toda la información necesaria para un conocimiento profundo del producto, lo que conlleva idéntica respuesta judicial, la nulidad de la escritura de préstamo hipotecario.

Adicionalmente, ante consumidores que no pueden hacer frente al pago de las cuotas hipotecarias vigentes, ha sido acogida judicialmente la pretensión de suspender de forma cautelar el proceso de ejecución hipotecaria instada por la entidad por el impago de las cuotas.

De esta forma, la entidad no puede ejecutar la hipoteca por impago hasta que se resuelva la demanda de nulidad de la escritura planteada por el consumidor, lo cual supone una importante protección de los derechos de los consumidores.

Las consecuencias de la demanda de nulidad suponen:

  1. Por una parte, la sustitución de la deuda actual con la entidad por la que resulte de aplicar al crédito recibido en origen todos los pagos realizados hasta la fecha, de suerte que la deuda se ve reducida sustancialmente al anularse la incidencia en el crédito del clausulado multidivisa.
  2. Por otra, la cancelación de la carga hipotecaria como garantía del crédito, lo que conlleva que el inmueble hipotecado quede libre de cargas, siendo susceptible de ser utilizado para la obtención de un nuevo crédito hipotecario con el que saldar la deuda restante y establecer unas condiciones más favorables para su devolución.

De igual manera, la existencia de avalistas en el crédito hipotecario supondría su liberación, toda vez que la anulación del crédito conlleva la cancelación de las garantías.

Visto 3130 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Ver política